Izquierda Unida pide un plan de racionalización, gestión y aprovechamiento para las instalaciones de la Ciudad Deportiva

La formación de izquierdas, que avanzó la propuesta en la pasada Comisión de Deportes, entiende que “el Ayuntamiento debería manejar un proyecto global” para un espacio deportivo que va a sufrir profundos cambios presentes y futuros

El grupo municipal de Izquierda Unida propone un plan de gestión, racionalización y aprovechamiento de las instalaciones de la Ciudad Deportiva en un momento en el que el derribo completo del edificio de la piscina cubierta y sus anexos, la construcción de una nueva piscina en otro emplazamiento, los constantes problemas del pabellón cubierto o el futuro de la antigua residencia Arturo Duperier -toda vez que se apunta al 2019 como el horizonte para la puesta en marcha del nuevo edificio- “están generando y pueden generar una modificación sustancial de todo el complejo deportivo”. Una situación que para el grupo municipal de Izquierda Unida debería tenerse en cuenta en la gestión de unas instalaciones “para las que ahora mismo no se tiene ningún plan ni proyecto”. Un plan de gestión concreto pero que tendrá un encaje “perfecto y complementario con el Plan Director de Infraestructuras Deportivas aprobado en pleno municipal pero que de momento sigue siendo una declaración de intenciones sin desarrollo ni visos a desarrollarse, al menos de momento” señala el grupo municipal de Izquierda Unida ante la nueva andadura de la Comisión de Deporte.
Y precisamente es un plan para su gestión “presente y futura” una de las primeras medidas que la formación de izquierdas ha querido sugerir en la pasada Comisión de Deportes. “Entendemos que se están produciendo cambios sustanciales en estas instalaciones y que en un futuro cercano podrían producirse algunos más. Estamos ante la oportunidad, entre todos, de consensuar un plan de gestión, racionalización, aprovechamiento y desarrollo de la Ciudad Deportiva, un plan que nos ayude a tener claro qué necesitamos, dónde y cómo, evitando no sólo constantes debates sobre las actuaciones a llevar a cabo en ella, sino actuaciones inconexas” a fin de poder diseñar “un espacio deportivo correctamente distribuido, lógico y coherente”.
Pone como ejemplo el grupo municipal de Izquierda Unida todo lo que está rodeando al derribo de la piscina cubierta y su edificio anexo. “Con la demolición de este edificio nos vamos a encontrar con un espacio perfectamente aprovechable” señala. “Si debe ocuparse con un nuevo pabellón cubierto, como ha sugerido el PSOE, o con otra instalación es una decisión que sería mucho más coherente tomarla dentro de un plan que permita contemplar desde lo global las necesidades presentes y futuras de estas instalaciones” añade la formación de izquierdas, que tiene claro que “a no mucho tardar habrá que abordar los problemas del pabellón cubierto o los de una residencia adyacente cerrada. Disponer de un plan de desarrollo ayudaría a gestionar de manera correcta y sin improvisaciones todo este espacio”.

Esta entrada fue publicada en Ciudad y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>