Los Presupuestos de la Junta de Castilla y León 2018 para Ávila, “un ejercicio de fe”

El grupo municipal de Izquierda Unida señalan la falta de certezas del anteproyecto de persupuestos elaborado por del Partido Popular para Ávila y su provincia. “Los ciudadanos tenemos que creernos  y confiar que vendrá dinero para la Piscina Cubierta, para la radioterapia o para el Plan Industrial, pero no sabemos de dónde ni cómo”.

Montserrat Barcenilla recuerda que “como ya dijimos, sin aportación económica el Plan Industrial Ávila 2020 nace muerto”

Un ejercicio “de fe”. Es lo que, a juicio del grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila requiere el anteproyecto de Presupuestos de la Junta de Castilla y León 2018 para Ávila. Un ejercicio de “fe y de confianza, de creer que vendrá algo”, porque la realidad del documento presentado por el Partido Popular es que “Ávila y esta ciudad únicamente importan cuando llegan las elecciones, cuando se trata de captar votos, pero cuando se trata de aportar dinero desde las administraciones para que los abulenses prosperen, entonces pasamos a ser de otra categoría”.

Quiso valorar Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida de Ávila, el anteproyecto de Presupuestos de la Junta de Castilla y León para la ciudad y lo hizo desde las propias afirmaciones de los políticos del Partido Popular, que “nos piden un ejercicio de confianza y fe”. Porque en el anteproyecto no existe ninguna partida provincializada para el arreglo de la Piscina Cubierta. “Dicen que vendrán 900.000 euros, pero no sabemos dónde está ese dinero”, y lamentó que “mientras las inversiones en instalaciones deportivas de otras provincias sí tienen partidas específicas, las nuestras no”. Una partida importante, como también lo era la inversión por la radioterapia en Ávila. “Nos piden creer que con los 700.000 euros presupuestados para todo el Plan Regional de Radioterapia llegará a Ávila la tan demandada unidad satélite”. Dos inversiones importantes para la ciudad y una promesa, la del arreglo de la Carretera del Espinar (AV-500), que apenas cuenta con 25.000 euros. “Con eso no pagan ni los carteles de próximas obras” señaló Barcenilla. La ansiada conexión con la A6, ni aparece.

Quiso poner el acento Montserrat Barcenilla en lo ocurrido con el Plan Industrial Ávila 2020. Se cumplió la ‘amenaza’ de Tobalina – el viceconsejero y director General de Industria y Competitividad de la Junta señaló que no contemplaba más dinero en industria para Ávila que lo destinado a Nissan- y el recientemente aprobado plan no dispone de ninguna partida en los presupuestos. “Lo advertimos en su aprobación y de ahí nuestra abstención pese a las enmiendas que se nos aprobaron. Sin aportación económica de poco sirve el plan, nace muerto” criticó ante la poca visión y perspectiva de la Junta de Castilla y León. “Con dar realidad económica a dicho plan podríamos haber abierto las puertas a otras inversiones en la ciudad” valoró, y lamentó que los políticos del Partido Popular de Ávila sumieran que lo que pueda llegar desde la Junta en esta materia será aquello que “encaje en los planes regionales”, lo que coloca el Plan Industrial Ávila 2020 en una complicada tesitura.

Satisfecha porque la Junta presupueste 2 millones de euros para la traída de agua desde Las Cogotas -“habrá que ver si se ejecutan, que esa es otra”- advirtió que los 250.000 euros para la remodelación de la Plaza Adolfo Suárez “se queda muy corta ante el mal estado que presenta la ciudad” y criticó que la Junta apenas destine 50.000 euros al Año Jubilar Teresiano “cuando desde el Ayuntamiento simplemente para un trimestre se ha presupuestado 125.000 euros”.

Esta entrada fue publicada en Ciudad, Economía y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>