Izquierda Unida denuncia “poca voluntad” del Partido Popular ante los primeros avances de la RPT del Ayuntamiento de Ávila

La formación de izquierdas, que ha presentado sus enmiendas al primer borrador de organigrama municipal, duda que “el Equipo de Gobierno del Partido Popular tenga voluntad en terminar implantando el trabajo que nos entregue la empresa”

Henar Alonso, concejala de Izquierda Unida, tiene claro que la definición del organigrama municipal “debía haber sido un trabajo político. Definir qué tipo de ayuntamiento queremos debía ser una cuestión de los grupos políticos”.

Refuerzo de áreas, control de las concesiones e incluso remunicipalización de los servicios, entre las enmiendas presentadas por Izquierda Unida

Avanza la elaboración de la nueva RPT (Relación de Puestos de Trabajo) en el Ayuntamiento de Ávila pero a juicio del grupo municipal de Izquierda Unida lo hace “echando en falta aportaciones” de otros grupos políticos pero sobre todo con la advertencia de la “poca voluntad por participar en este trabajo, que no te da fotos,  del Equipo de Gobierno del Partido Popular” cuando avanza la primera fase de trabajo, la de análisis de la actual situación del ayuntamiento y que como resultado ha dado un borrador de organigrama municipal. Un primer borrador al que la formación de izquierdas ha presentado sus enmiendas. “Con independencia de que entendíamos que la definición del organigrama debía ser una cuestión de los grupos políticos y no de la empresa, nos hemos esforzado” en presentar un documento alternativo.

“Como creemos que desarrollar el organigrama del ayuntamiento no era una tarea de la empresa sino política, hemos hecho una propuesta alternativa sobre lo que nosotros entendíamos cómo debe ser nuestro ayuntamiento” desgrana Henar Alonso, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila. Un compendio de medidas en el que se han introducido cuestiones que ayuden a clarificar las estructuras municipales; establecer criterios homogéneos en la organización de los servicios, marcar preferencias en materia de refuerzo de personal en áreas como servicios sociales, obras o jardines, entre otras; la unidad de control de las concesiones municipales; la inclusión del aspecto de la transversalidad en cuestiones como la accesibilidad, igualdad o la búsqueda de fondos y subvenciones. Inclusive, Izquierda Unida aborda entre sus enmiendas al organigrama municipal la “la posible remunicipalización de los servicios actualmente privatizados. Creemos en ello y por lo tanto entendemos que debemos abordar su posibilidad en la RPT. Todo ello ante un primer borrador que pone en evidencia la situación de “descontrol y barullo” que existen en algunas áreas y que fue filtrado intencionadamente. “Hay demasiados intereses en que no se ponga en marcha”.

Cree Izquierda Unida de Ávila en la necesidad de esta nueva RPT, pero tiene sus dudas sobre la voluntad real que existe por implantar el trabajo que acabe entregando la empresa, como ya ocurriera anteriormente.  “Para implantar todo esto se necesita voluntad política. La empresa acabará entregando su trabajo, pero no vemos claro que se vaya a terminar implantando”. No hay que olvidar que la anterior RPT acabó guardada en un cajón.

Esta entrada fue publicada en Ciudad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>