Izquierda Unida exige la dimisión del consejero de Sanidad por la “nefasta” gestión en la pérdida de pruebas radiológicas en Ávila

Las explicaciones ofrecidas por el consejero de Sanidad, un año después de producirse el problema, no satisfacen a la formación de izquierdas. “La falta de transparencia en todo el proceso ha prevalecido en la gestión de un asunto que ha querido ser tapado por la administración regional”

Izquierda Unida de Ávila se suma a las voces críticas tras la comparecencia del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, por la pérdida de 15.000 pruebas diagnósticas en el Complejo Asistencial de Ávila en verano de 2015. Una comparecencia “que llega tarde”, pues ha pasado un año desde que se produjo el problema, “y en la que se ha echado en falta la dimisión del consejero de Sanidad, asumiendo las responsabilidades que le corresponden por la nefasta gestión que ha realizado de un asunto escandaloso y que se ha pretendido tapar por la administración regional” insiste José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida.

Lamenta la formación de izquierdas que desde la consejería de Sanidad se valore “con vehemencia” las consecuencias de la pérdida de pruebas radiológicas en Ávila apuntando su impacto como mínimo para el paciente. “Estamos hablando de pruebas diagnósticas, de carácter privado y confidencial que se perdieron” indica el coordinador provincial de Izquierda Unida ante unos hechos “que se desencadenaron a partir del mes de julio de 2015, que se conocieron por la administración en octubre pero del que no se dieron explicaciones hasta el mes de enero, cuando un medio de comunicación se hizo eco del problema” apunta Novoa, que se pregunta si la Consejería de Sanidad “hubiera informado del problema de no haber salido en un medio de comunicación”. Y es por ello que Izquierda Unida de Ávila tiene claro que “desde el Partido Popular se ha querido gestionar desde la más absoluta falta de transparencia, conscientes de las dimensiones de un escándalo que, por responsabilidad y dignidad, debería haberle costado el cargo al consejero de Sanidad”. Una figura que reprueba la formación de izquierdas no sólo por la gestión de este asunto sino por la falta de sensibilidad que muestra hacia la sanidad abulense. “Para nosotros se ha convertido en persona non grata” no duda en calificar Novoa a quien mantiene la sanidad abulense bajo mínimos y se ha convertido “en el no personificado a la radioterapia en Ávila”.

Siguiendo la palabras de José Sarrión, procurador de IUCYL y portavoz del Grupo Mixto en las Cortes, “nos parece indecente la gestión de los tiempos que ha realizo la Consejería de Sanidad y la Junta de Castilla y León sobre este asunto. El problema se registró en octubre, se ocultó hasta el mes de enero, y no es hasta ahora cuando el consejero ha decidido comparecer, pese a que se pidió su presencia de urgencia, y achacar los problemas a una concatenación de errores técnicos que en ningún caso han supuesto la asunción de sus responsabilidades”.

Esta entrada fue publicada en Castilla y León, Ciudad, Provincia, Sanidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>